sábado, 17 de diciembre de 2011

'Un cuento de Navidad' de Charles Dickens.



A quién no se le ablanda el corazón cuando escucha villancicos o ve “Qué bello es vivir” en Nochebuena. O quién no recrea sus propios fantasmas del pasado haciendo balance a final de año. Pues a más de un Scrooge, seguro. ‘A Christmas Carol’ es la popular novela corta de Charles Dickens que se ha traducido al castellano como ‘Canción de Navidad’ o ‘Un cuento de Navidad’. Se trata de todo un clásico, escrito en 1843, en el que se aborda el tema del poder de la Navidad y los buenos sentimientos en esta época.
Cada año por estas fechas podemos ver en televisión alguna de las decenas de adaptaciones que han recreado este cuento, desde dibujos animados fieles al relato original a las más variadas actualizaciones del tema, incluso en clave de comedia. Pero no por ello deja de agradar al lector, que encontrará en ‘Un cuento de Navidad’ una narración amena y con un trasfondo social que nos traslada a la realidad del Reino Unido durante la revolución industrial en el siglo XIX.
Así, descubrimos la existencia miserable de los trabajadores y las capas más bajas de la sociedad, una realidad que Dickens bien conocía y deseaba cambiar. Bondad y caridad podrían remediar algunos de los grandes males de la época, como el maltrato a los niños, la explotación de los obreros, la mendicidad, la prostitución…
En el relato se tratan temas tan actuales como las diferencias sociales entre ricos y pobres, desde la burguesía, pasando por los trabajadores hasta llegar a los niveles denigrantes y miserables plasmados con una mirada naturalista. También aparecen reflejadas actitudes como la avaricia, la bondad, el maltrato, el amor, la alegría, la indolencia y la crítica. Probablemente en la actualidad Dickens podría escribir una obra similar, ¿no os parece?

Estructura de ‘Un cuento de Navidad’

La obra se estructura en tres apartados que se han convertido en arquetipos para tantas historias de regeneración:
  • El Prefacio, que narra como el protagonista, Scrooge, se muestra como un viejo avaro que no celebra la Navidad sin importar lo que pase.
  • Los Espíritus: se le van apareciendo a Scrooge distintos espíritus que recorren el tiempo para mostrarle lo que fue y lo que será. Son el primero, el segundo y el último de los tres espíritus, que van de la luminosidad del primero a lo negro y tenebroso del tercero. El del Pasado le recuerda a Scrooge cómo vivía antes de ser avaro y apático con la Navidad, contrastada. El espíritu del Presente cuenta cómo se celebra la Navidad en su país, su familia y el de la de su empleado Cratchit que es muy feliz, así como los dos niños. El del Futuro le presenta la tragedia de la ruina de Scrooge, la vista de su tumba y de la desgracia de otros personajes.
  • La Conclusión, que relata el cambio de Scrooge cuando celebra la Navidad con regocijo y alegría.

El protagonista

Ebenezer Scrooge es uno de los personajes más representativos de Charles Dickens. Los “fantasmas”, cada uno con su personalidad (o más bien espiritualidad), le revelan aspectos olvidados de su pasado, ignorados de su presente y temidos de su futuro. Scrooge llega a confiar en los dos primeros espíritus, mientras que con el último, el que le revela su destino fatal, hay un choque brusco, necesario para que se produzca el cambio.
Los personajes son arquetipos y antagónicos, lo cual acerca la obra a la parábola y ofrece una visión maniquea de la realidad (no olvidemos que estamos ante un cuento), aunque sin alejarnos en exceso de “la realidad” de los caracteres. Scrooge está en el “bando de los malos” con todo lo peor, mientras que otros personajes se oponen a él como humildes, generosos, compasivos… Claro, que al final se redime y el personaje en el que nunca veríamos un atisbo de bondad pasa a ser el héroe.
La transformación del personaje es posible a través de un examen de su vida. A pesar de que Ebenezer confiesa: “me es muy difícil cambiar, puesto que siempre he sido así”, la visión de futuro desolador le hace dar un vuelco a su vida. Me pregunto cuán diferente sería el mundo si pudiéramos asomarnos a nuestro futuro…
Este cuento de final (cómo no) feliz y optimista está marcado por una combinación de realismo y elementos de la novela gótica (misterio, terror, lo sobrenatural), junto a la recreación de los sentimientos y el lirismo descriptivo. ‘Un cuento de Navidad’ de Charles Dickens es una lectura para estas fechas, y para cualquier otra, un libro atemporal que hará que revisemos nuestros espíritus navideños, al menos los pasados y los presentes.
Más información | Wikisource


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada